Feliza & Anunciada



Porque es el nombre de mis abuelas, las que me enseñaron a apreciar la belleza en todo..

Porque es bueno revalorizar aquello que estaba guardado en algún baúl...

Porque las cosas de otros tiempos tienen ese dejo inconfundible que nos transporta a la infancia...

Felizza Anunciatta
Aromas, Antiguedades y Accesorios

19 de junio de 2013

Una Foto, mil palabras, cosas ricas y mucho corazón

Virginia Sar sabe muy bien de éstas cosas...

La conocí "virtualmente" hace unos años.. Como? A través de ésta foto


Fuente: Divino Macaron



Esa manito regordeta de una niñita que juega con azúcar.. me conmovió..

Devoré la nota de La Revista Living.. y corrí a la compu para abrir su blog:  Divino Macaron.


Fotógrafa super talentosa, leer su relatos es un deleite, tanto como sus recetas, que comparte con todos a través de su página o en su libro Whoopies.

Simple, cotidiano y con muy buen gusto, plasma fotografías de ensueño acompañadas de palabras "cercanas", como la describieron en una nota de la revista La Nación..


Las vueltas de la vida..ya les conté, la conocí personalmente en la feria de hace unos días. Casi me muero!! Era ella, ahí, mirando mis cositas....

Nos volvimos a ver el fin de semana pasado..

Hablamos de todo: del mundo bloguero y las blogueras amigas, de los emprendimientos a pulmón y desde el corazón, de los hijos y sus colegios, el barrio que tenemos en común. Me dió un millón de consejos hiper valiosos y quedamos en seguir en contacto..  que más les puedo decir..

Virginia es como su  Divino Macaron.. bella, simple, cotidiana, y super generosa..

Gracias Virginia!!

Un beso

Maru

3 comentarios:

  1. Maru, gracias por tantas palabras lindas!! a mí me encanto conocerte y conocer tu encantador emprendimiento, al que cuidas y en el que trabajas con tanto amor(se nota). Estoy segura que te va a llevar lejos!
    Otra vez gracias por tantas palabras dulces! y todos los éxitos, tanto en la vida como en tu noble trabajo!
    beso grande!

    ResponderEliminar
  2. Qué capa Virginia! Y qué bueno que pudieron intercambiar tantas vivencias! Besito grande Maru!

    ResponderEliminar